Aragón en 7 días
Ruta

Aragón en 7 días

Recorre Aragón de norte a sur
Añadir a mi viaje

También tienes disponible Aragón en 15 días

¿Tienes una semana? Aragón tiene mucho que ofrecerte. Recórrelo de norte a sur: la belleza impresionante del Pirineo, Zaragoza bimilenaria, pueblos preciosos como Albarracín o Alquézar.

Localidades por visitar en una semana
12
Kilómetros por paisajes inolvidables
700
Monumentos Patrimonio Nacional
5

Día 1 San Juan de la Peña y Canfranc

Iniciamos la ruta en Jaca, en pleno Pirineo Aragonés. La primera visita es al Monasterio de San Juan de la Peña panteón de los Reyes de Aragón y joya del románico excavada en la roca. A pocos kilómetros se encuentra Santa Cruz de la Serós. Muy cerca, remontamos el Camino de Santiago por el valle del río Aragón, y casi en la frontera con Francia, podremos contemplar la sorprendente Estación Internacional de Canfranc. De vuelta en Jaca, paseamos por la ciudad, contemplamos su Catedral y la Ciudadela. Debemos descansar, mañana tendremos que caminar.

Día 2 Valle de Ordesa y Aínsa

A una hora de Jaca se encuentra Torla, un encantador pueblo típicamente pirenaico ubicado a las puertas del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. El valle de Ordesa es el alma del parque. Recorrer sus senderos es una experiencia que se quedará en tu recuerdo para siempre. Te recomendamos el que te lleva hasta la cascada de la Cola de Caballo, ya que a su belleza se añade una facilidad que la hace apta para todos los públicos.

Desde Torla, en poco más de una hora y atravesando preciosas carreteras de montaña, llegarás a la villa de Aínsa, en cuyo casco antiguo el tiempo parece haberse detenido en el medievo.

Día 3 Alquézar y sierra de Guara

Alcanzar la villa medieval de Alquézar desde Torla te llevará poco más de una hora. Su caserío te invita a retroceder en el tiempo a través de un relajante recorrido por sus estrechas calles empedradas y rincones más emblemáticos. Se extiende a los pies de un castillo de origen islámico, convertido en colegiata tras la reconquista cristiana.

Al formar parte del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara, Alquézar es también un destino ideal para disfrutar de la naturaleza, de los deportes de aventura (descenso de barrancos, escalada, senderismo...) y del arte rupestre. Si quieres descubrir los bellos rincones del río Vero a su paso por la localidad, puedes hacer a pie la sencilla ruta de las pasarelas de Alquézar. Y si te gusta el vino, no dejes de visitar alguna de las bodegas de la Ruta del Vino Somontano.

Día 4 Huesca y castillo de Loarre

A poco más de 30 kilómetros al norte de Huesca se levanta majestuosa una fortaleza medieval que te dejará asombrado: el castillo de Loarre. Considerada la fortaleza románica mejor conservada de Europa, defendía la línea fronteriza del Reino de Aragón. Fue construida en el siglo XI, siendo primero palacio real, más tarde monasterio y, actualmente, escenario de películas.

Si te apetece un poco de aventura, estás en el lugar idóneo. El Reino de los Mallos es un territorio atravesado por ríos de aguas bravas en el que podrás practicar rafting con la ayuda de las numerosas empresas de turismo activo existentes en la zona.

Día 5 Zaragoza

Capital de Aragón. Ciudad bimilenaria en la que romanos, musulmanes, judíos y cristianos dejaron huella de su paso. La lista de monumentos que te espera por ver es infinita. La Basílica del Pilar, símbolo de Zaragoza por excelencia, la catedral del Salvador, más conocida como La Seo, y el palacio de la Aljafería, son visitas obligadas.

En el centro histórico se asentó la antigua ciudad romana. Encontrarás a tu paso sus vestigios, hoy convertidos en museos: el Foro, las Termas públicas, el Puerto fluvial y el Teatro conforman la Ruta de Caesaraugusta. Y si quieres seguir la pista del genial Goya, visita el Museo de Zaragoza, en la céntrica plaza de los Sitios, o el Museo Ibercaja Camón Aznar, donde se exponen las grandes series de sus grabados.

Día 6 Monasterio de Piedra

El Monasterio de Piedra es un remanso de paz, un insólito vergel donde cascadas, lagos y abundante vegetación reinan en torno a un magnífico monasterio cisterciense. Arte y naturaleza se dan la mano a escasos kilómetros de Calatayud, en un enclave que conquista a todo el que lo visita. Dedica al menos una mañana a recorrer con calma el paraje natural y a visitar las distintas estancias del monasterio. De camino a Teruel pasarás por Daroca, una de las ciudades más bellas de Aragón. Si visitas esta zona durante el invierno, no dejes de visitar la laguna de Gallocanta, un auténtico paraíso de la ornitología en el que cada año miles de grullas hacen una parada en sus viajes migratorios.

Día 7 Teruel y Albarracín

Acogedora y bella, muy bella. Así es la ciudad más romántica de Aragón, capital del mudéjar y de los dinosaurios. Teruel tiene un claro sabor a medieval. Te darás cuenta al pasear por sus calles y descubrir el impresionante legado mudéjar que conserva la ciudad. No puedes perderte el Mausoleo de los Amantes de Teruel y el parque temático de los dinosaurios: Dinópolis.

En poco más de media hora llegarás a uno de los pueblos más bonitos de España: Albarracín, un lugar único. Su encanto está, sobre todo, en su color rojizo y en el trazado medieval de su casco urbano, de calles empinadas, escalinatas y pasadizos. No te pierdas el Paisaje Protegido de los Pinares de Rodeno, situado a muy pocos kilómetros.