Plan COVID-19

Plan de choque del sector turístico de Aragón para combatir la crisis generada por el Covid-19

Más información
Teruel, Albarracín y el Jiloca
Ruta

Teruel, Albarracín y el Jiloca

Añadir a mi viaje

También tienes disponible Aragón en 7 días

Paisajes mágicos, dinosaurios y pueblos de cuento en los que el tiempo se detuvo hace siglos. Teruel y Albarracín te trasladarán al medievo y Dinópolis y Galve te acercarán a las extraodinarias criaturas que poblaron la tierra hace 4.500 millones de años.

Preciosas localidades por visitar
5
Kilómetros por paisajes inolvidables
168
Monumentos de interés artístico
11

Día 1 Peracense y Orihuela del Tremedal

Arrancamos desde la comarca del Jiloca, en el imponente Castillo de Peracense, construido sobre un escarpe rocoso de rodeno perteneciente a la Sierra Menera. Las mejores vistas del castillo y sus alrededores las obtendrás desde el cerro de San Ginés, aunque tampoco tiene desperdicio la panorámica que obtendrás desde la propia fortaleza.

En poco más de media hora llegarás a Orihuela del Tremedal, localidad declarada Conjunto Histórico - Artístico y situada entre los sorprendentes y agrestes paisajes de la Sierra de Albarracín y los Montes Universales. Si te gustan los animales o viajas en familia, no dejes de visitar La Maleza, Parque de Fauna Sierra de Albarracín, en la localidad de Tramacastilla. Está a veinticinco minutos de Orihuela y en el podrás disfrutar de un excepcional espacio natural de veintitrés hectáreas para pasear y contemplar animales que habitan en semi libertad.

Te recomendamos dirigirte ya hacia Albarracín y pasar allí la noche, llegarás en poco más de un cuarto de hora. Por la mañana te espera la visita de uno de los pueblos más bonitos de España.

Día 2 Albarracín y pinares de Rodeno

Albarracín es un lugar único. Pasear por sus calles, recorrer su muralla y adentrarse en sus monumentos es como hacer un viaje al medievo. La belleza de esta localidad atrapa a todo el que la visita. Por algo Azorín la definió como una de las ciudades más bonitas de España. No dejes de visitar la Catedral del Salvador, el Museo de Albarracín y la Casa-Museo Noble de la familia Pérez y Toyuela.

Muy cerca de Albarracín se extiende uno de los conjuntos paisajísticos y culturales más sorprendentes de Aragón: el Paisaje Protegido de los Pinares de Rodeno. Acércate y disfruta de los contrastes cromáticos entre el verde del pinar y el rojo de la piedra de rodeno. En sus abrigos rocosos se conservan excelentes muestras de arte rupestre levantino, declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Acércate a uno de ellos y contemplarás las bellas pinturas que nuestros antepasados plasmaron hace entre 12.000 y 6.500 años.

Y después de este intenso día, dirígete hacia Teruel y prepárate para pasar la noche en la ciudad más romántica de Aragón. Te proponemos salir a cenar por las calles Yagüe de Salas y San Juan, la plaza del Torico y sus calles adyacentes, el Paseo del Óvalo o la Ronda de Ambeles y el Tozal. Disfruta del Jamón de Teruel y de las raciones de frituras y salmueras que encontrarás en sus animados establecimientos.

Día 3 Teruel y Galve

Teruel es acogedora y bella, muy bella. Te encuentras en la ciudad del amor y en la capital del mudéjar y de los dinosaurios. Te recomendamos comenzar tu ruta mudéjar en la Catedral de Santa María de Mediavilla y continuar por la iglesia y la torre de San Pedro, ubicada junto al Mausoleo de los Amantes. La visita al Mausoleo te acercará a la bella y trájica historia de amor que vivieron en el siglo XIII Isabel de Segura y Diego de Marcilla. En un agradable paseo por el centro histórico podrás contemplar también las torres de San Martín y de El Salvador, otros dos magníficos ejemplos del mudéjar turolense.

Y si viajas con niños o te apasiona el mundo de los dinosaurios, tienes una cita obligada con Dinópolis. Un parque paleontológico que combina ciencia y diversión y te acercará a las extraordinarias criaturas que poblaron la tierra hace 4.500 millones de años.

Pero ahí no queda todo. A tan solo 45 minutos de Teruel está la localidad de Galve, uno de los enclaves paleontológicos más importantes de la península Ibérica. Entre otras muchas cosas, podrás pasear por la ribera del río Alfambra entre espectaculares reproducciones de dinosaurios a tamaño real.

Hasta aquí llega nuestra ruta pero las ganas de recorrer no terminan. Si dispones de más tiempo, te recomendamos adentrarte en la comarca de las Cuencas Mineras, visitar el Museo Minero de Escucha, el Parque Temático de la Minería y el Ferrocarril de Utrillas o el Parque Geológico de Aliaga.