Castillo de Montearagón

Añadir a mi viaje

A tan solo 10 minutos de Huesca se levanta esta impresionante fortaleza medieval construida en 1085 por el rey Sancho Ramírez, segundo monarca de la Casa de Aragón.

Castillo de Montearagón – Ayto. Quicena nieve Castillo de Montearagón Castillo de Montearagón – Ayto. Quicena paisaje castillo_de_montearagon_-_afc_3.jpg castillo_de_montearagon_-_afc_4.jpg castillo_de_montearagon_-_afc_9.jpg castillo_de_montearagon_-_afc_12.jpg castillo_de_montearagon_-_afc_17.jpg

El castillo de Montearagón está situado en la localidad de Quicena y se edificó dentro de la ofensiva del Reino de Aragón para la conquista de la ciudad musulmana de Wasqua (Huesca).

Unos años más tarde, en 1.093, el rey funda en él una Canónica bajo la regla de San Agustín, instituyendo en ella la Capilla Real de Aragón, que empezó a desarrollarse a partir de 1.096, fecha de la conquista de Huesca.

Sancho Ramírez y sus hijos, Pedro I y Alfonso I, dotaron de grandes rentas al Castillo-Abadía de Montearagón, convirtiéndolo en un poder económico de primer orden en la zona. 

En 1.571 Felipe II decide crear las diócesis de Jaca y de Barbastro, lo que llevó a la extinción de la vida monástica para dotar con sus rentas al obispado de Huesca. Años después, la vida monástica se reanudaría, pero sin recuperar las grandes rentas que tenía. Esto, junto al gran volumen del edificio y la deficiente calidad de la piedra arenisca empleada en su construcción, provocó un deterioro generalizado que obligó a llevar a cabo una serie de acciones.

En 1.735, Felipe IV interviene en la iglesia, dotándola de una estética barroca, aunque es identificable la parte románica original y, en menor medida, la gótica del s. XV.

En 1.843, ante la inminencia de la venta del monasterio, en el proceso de desamortización se trasladaron los restos del Panteón Real a la ciudad. Los sucesivos propietarios privados expoliaron el material aprovechable (piedra, madera, cal, ladrillo, etc.) para la construcción de edificios en Huesca. En el año 1.859, tras un incendio, el segundo de los documentados a lo largo de la historia, el propietario del castillo lo devuelve a la Corona.

En la última parte del siglo XIX, el estado interviene reparando la iglesia, siguiendo el modelo barroco y actuando en el interior del recinto para eliminar los huecos producidos por el expolio.

Ya en 1931 fue declarado Monumento Nacional.

Durante la Guerra Civil Española fue línea de frente durante meses, siendo bombardeado en varias ocasiones. Tras la misma, el monasterio estuvo abandonado y la ruina se fue apoderando del espacio.

Desde los años setenta de la última centuria, su propietario, el Estado, ha llevado a cabo una serie de actuaciones de restauración que han permitido reabrirlo al público en 2024.

 

Mapa

Información básica

  • Visitas guiadas: fines de semana y festivos.
  • Precio: 5€ (gratuito niños hasta 6 años).
  • Teléfono: 622 573 497 (llamada y whatsapp)
  • Email: montearagon@hplab.es

Qué ver cerca de Quicena

También te puede interesar

Agenda

?>