Zaragoza en 3 días
Ruta

Zaragoza en 3 días

Marcada por la inconfundible silueta de la Basílica del Pilar, la Zaragoza de hoy, orgullosa de su pasado, es una ciudad acogedora, moderna y dinámica. 
Añadir a mi viaje

Más de 2000 años de historia avalan a la capital de Aragón como destino turístico de primer orden. Enclave privilegiado a orillas del Ebro, es un compendio de estilos artísticos resultado de las diversas culturas que lo habitaron. 

1
1
3

Día 1 Patrimonio monumental indispensable.

Comienza tu visita a la capital de Ebro desde la plaza del Pilar. Amplia, monumental e imponente, acoge varios de los enclaves más destacados de la ciudad. La Basílica del Pilar es uno de los mayores templos de peregrinación Mariana y el destino más visitado de Aragón. Entra libremente a descubrir sus tesoros.  Junto a ella la antigua Lonja de Mercaderes, edificio renacentista del siglo XVI que acoge frecuentemente exposiciones de diversa índole. 

Y en la plaza de La Seo, la Catedral del Salvador, conjunto de estilos artísticos desde el románico al neoclásico pasando por un bello mudéjar en el muro lateral exterior y en el cimborrio. La entrada incluye la visita a la colección de tapices flamencos, joya del patrimonio español, que alberga en su interior.

Inmerso en la ciudad actual pero a 20 minutos a pie del casco histórico se alza la Aljafería. Un palacio hispano musulmán del siglo XI que a lo largo de los siglos ha tenido muchos usos hasta ser, actualmente, sede de las Cortes de Aragón. 

Seguro que tras este recorrido por la historia, necesitas recuperar fuerzas. Regresa al centro a tapear por la famosa zona del Tubo o cualquiera de las callejuelas de San Miguel, Santa Marta o la Magdalena. 

Día 2 Ruta de Caesaraugusta, Goya y Parque José Antonio Labordeta.

El casco histórico de la Zaragoza actual mantiene la estructura de la antigua ciudad romana fundada por el emperador César Augusto. De esa época son los museos del Teatro Romano, el Foro, las Termas y el Puerto Fluvial que se pueden visitar  en los aledaños de la calle Don Jaime. Obtén el bono conjunto y visita también el Museo del escultor Pablo Gargallo

No tendrás que andar mucho para llegar a la calle Espoz y Mina. Las 4 series completas de los grabados de Goya te esperan en el museo dedicado al artista aragonés más internacional. 

Y a otro de nuestros personajes ilustres está dedicado el Parque José Antonio Labordeta. Puedes caminar o tomar el tranvía para llegar al parque más antiguo de la ciudad. Seguro que no puedes evitar hacer preciosas fotos en el paseo principal jalonado de jardines y fuentes, en su jardín botánico y su monumental escalinata presidida por Alfonso I, El Batallador. 

Y al caer la tarde, los teatros, cines y bares llenan la agenda de ocio cultural. Seguro que te animas. 

 

Día 3 Un paseo por la historia hasta nuestros días.

Seguro que ya te has paseado por la plaza de España y el paseo de la Independencia, centro neurálgico de la ciudad. Cerca de allí en la plaza de los Sitios, está el Museo de Zaragoza, que en sus secciones de arqueología y bellas artes, hace un recorrido cronológico por la historia de la comunidad. 

No te podrás imaginar que, en la sede de una caja de ahorros, se esconda parte de un palacio renacentista aragonés; el Patio de la Infanta. En la misma plaza de Basilio Paraíso, el Museo de Ciencias Naturales ubicado en el Paraninfo Universitario, alberga interesantísimas colecciones de insectos y fósiles.

Zaragoza alberga más sorpresas: la Escuela Museo de Origami (EMOZ), único espacio museístico dedicado a la papiroflexia en Europa, y un completo Museo del Fuego y los Bomberos, atractivo para niños y mayores. 

Hemos dejado para el final la Zaragoza moderna, reflejada en el exterior del IAACC Pablo Serrano, concebido para difundir la cultura contemporánea, y en los iconos de la Exposición Internacional de Zaragoza 2008, que podemos ver al otro lado del Ebro, en el Recinto Expo, junto al parque del Agua Luis Buñuel.