La romería de Yebra de Basa, una de las más bonitas de Aragón

La romería de Santa Orosia es un camino a través de la historia, la tradición y las creencias del Serrablo, un complejo evento cultural que aglutina diversos rituales, leyendas, literatura y música. Si no has tenido la ocasión de participar nunca, te recomendamos que lo hagas al menos una vez… ¡sin ninguna duda te encantará!
 
¿Quieres conocer la historia? Según cuenta la tradición, Santa Orosia, princesa de Aquitania, sufrió martirio y sus restos fueron desperdigados por la sierra hasta que en 1596 un pastor los encontró en una cueva. El cuerpo de la Santa fue enterrado en Jaca pero la cabeza fue entregada al pueblo de Yebra de Basa donde se venera desde entonces.
 
Cada 25 de junio, la montaña aragonesa celebra el hallazgo de las reliquias. Los romeros salen de madrugada llevando a cuestas un busto de plata del siglo XV, a través de un serpenteante sendero, realizando varias paradas e interpretando los tradicionales dances a lo largo de esta ruta única jalonada de santuarios rupestres. Los danzantes llevan vistosos trajes de colores y sombreros de flores e interpretan el antiquísimo dance de Santa Orosia, golpeando sus palos de madera de boj, al son del «chiflo«, flauta primitiva forrada con piel de serpiente y el «chicotén«, arpa hueca con cuerdas que se golpea con un palo.
 
La comprensión histórica y cultural de la ermita principal y de las capillas que se encuentran a lo largo del camino solo es posible si se vinculan a este ritual religioso. La devoción a santa Orosia está limitada al valle del Gállego y al Campo de Jaca, donde ha sido extraordinariamente venerada.
 
Otras romerías tradicionales que se celebran en la provincia de Huesca durante el mes de junio son la de la Virgen de Casbas, en Ayerbe y la romería de Las Cruces, que asciende a la ermita de Santa Elena, en Biescas.