Estadilla

Añadir a mi viaje

Los siglos en que fue musulmana se evidencian en la red de callejuelas intrincadas así como la época cristiana con sus caserones y palacios renancentistas, pasadizos ocultos construidos para defenderse y su magnífica plaza porticada. También hay casas solariegas con hermosos escudos nobiliarios y uno de los pocos palacios neoclásicos de Huesca, lo erigió Manuel Abad y Lasierra, ilustrado de familia natural de Estadilla y de Barbuñales.

Estadilla. Foto: Mariano Olivera

Los siglos en que fue musulmana se evidencian en la red de callejuelas intrincadas así como la época cristiana con sus caserones y palacios renancentistas, pasadizos ocultos construidos para defenderse y su magnífica plaza porticada. También hay casas solariegas con hermosos escudos nobiliarios y uno de los pocos palacios neoclásicos de Huesca, lo erigió Manuel Abad y Lasierra, ilustrado de familia natural de Estadilla y de Barbuñales. Lo singular de Estadilla es que creció en torno de un castillo que ya no existe excepto en el recuerdo: es una fortaleza virtual. Sus piedras se utilizaron para otros edificios, así que el castillo sigue presente, aunque esté distribuido. La gran fuente de doce caños con leones te invitará a refrescarte en las frías aguas de Ésera. Te gustará Estadilla, que con los siglos se fue alejando de la peña y acercándose al río.

http://www.estadilla.es/

Mapa

Qué ver cerca de Estadilla

Agenda