Aínsa aspira a ser Capital del Turismo Rural 2018

16-04-2018

Puedes votar hasta el 20 de mayo la candidatura del municipio sobrarbense.

Como ya anunciamos el mes pasado, el municipio de Aínsa se encuentra entre los 10 finalistas que aspiran a ostentar la capitalidad del Turismo Rural 2018. El buscador de casas rurales Escapada Rural ha lanzado este concurso un año más y, como no podía ser de otra manera, ha sido seleccionado uno de los municipios más bonitos que tenemos en Aragón.
 
Se trata de un concurso por votación popular de viajeros y hasta el 20 de mayo puedes votar aquí. Por cierto, te deseamos mucha suerte... porque entre todos los votantes se sorteará una estancia para dos personas en un alojamiento de cualquiera de los 10 pueblos finalistas.
 
Recientemente, blogueros embajadores de la candidatura del municipio Aínsa - Sobrarbe han conocido de cerca sus pueblos y las actividades que el viajero puede realizar en este territorio. Alojados en una casa rural han llevado a cabo una densa agenda de actividades singulares que el turista puede desarrollar durante casi todo el año: descenso de ríos, senderismo acompañados con guía de naturaleza, gastronomía local en Aínsa, visita de algunos pueblos del municipio, vuelo en autogiro en Coscojuela, ruta ornitológica de Gerbe, aula apícola de Latorrecilla, exconjuradero de Guaso, Santa María de Buil, etc.
 
Desde Turismoverde.es explican que han pretendido "mostar a nuestros embajadores lo más característico del municipio, poniendo el acento en los pueblos del entorno de la villa de Aínsa, que dicho sea de paso, es además, uno de los pueblos más bonitos de España”. La Asociación de Turismo Verde de Huesca es promotora junto al Ayuntamiento de la Aínsa de esta iniciativa.
 
Jorge y Vero, autores del blog www.enelmundoperdido.com, ya habían estado en otras ocasiones en Aínsa, con motivo de otros fanmtrip, sin embargo, destacan que en este viaje les ha sorprendido la variedad y la riqueza de los pueblos del entorno.
 
Aínsa -Sobrarbe ofrece un destino muy polivalente, ideal para el turismo familiar y de naturaleza, para los amantes del senderismo tranquilo y actividades de aventura, para quienes valoran la gastronomía y el arte y también para aquéllos que aprecian un territorio en el que la oferta turística sin masificar no haga sombra a la vida cotidiana de las gentes de los pueblos y sus actividades tradicionales.