Los valles del Alto Noguera Ribagorzana

En la parte más oriental de Aragón, desde el Pirineo hasta la mediterránea sierra de Montsec, se extiende la cuenca alta del Noguera Ribagorzana, conformando una verdadera frontera natural entre Aragón y Cataluña.

Montanuy, Bonansa, Sopeira, Arén y Puente de Montañana, ubicados en la margen derecha del río Noguera Ribagorzana, son los términos municipales aragoneses que acogen este entorno natural.
 
Allí, bajo las cimas más altas de los Pirineos, se encuentran valles como el de Barrabés, Salenques, Llauset y Baliera, espacios naturales de gran riqueza medioambiental y paisajística salpicados de pequeños pueblos de tradición agroganadera.
 
Al llegar, descubrirás un entorno de montaña en el que se respira paz, más frecuentado por los aficionados al alpinismo que por el turismo. Las posibilidades de ascender altas cumbres y de practicar senderismo son innumerables.
 
Desde el valle de Barrabés puedes realizar excursiones a espacios de gran belleza, como el espectacular macizo de la Maladeta. Adentrarte en el bonito valle de Llauset te permite acceder a itinerarios fáciles o ascender a famosas cumbres como el Vallibierna (3.067 m) o la Tuca de Culebras (3.06 2m).
 
Por el GR11, al norte de la localidad de Aneto, puedes descender por el río Salenques acompañado de infinitos bosques de hayas. Y desde Castanesa, no te pierdas la ruta circular que discurre por el valle del Baliera.
 
El entorno goza de una gran diversidad de hábitats, que pasan desde la alta montaña, a los prados alpinos y subalpinos, los bosques de pino negro, los hayedos y los abetales, para llegar finalmente hasta los prados de siega. Esta variedad nos permite disfrutar de una rica biodiversidad alpina, siendo este espacio el último reducto para especies de flora y fauna endémicas o protegidas, como es el caso de la azucena de los pirineos, en la flora, y la perdiz nival, el oso pardo, el quebrantahuesos o el tritón pirenaico, en la fauna.
 
Junto al embalse de Sopeira está el monasterio románico de Santa María de Alaón, uno de los más antiguos del territorio, documentado desde el año 806.
 
Los dinosaurios habitaron Arén hace más de sesenta y cinco millones de años y hoy, sus huellas fosilizadas y los restos de sus huesos son visibles en los yacimientos paleontológicos de esta localidad.
 
La villa medieval de Montañana atesora más de mil años de historia. De su próspero pasado conserva tres iglesias románicas, los restos de dos castillos y un hermoso puente de traza medieval. Pocos pueblos medievales conservan su esencia como éste, anclado en el pasado y todavía libre de la masificación turística.
 
No te pierdas este fascinante viaje por la naturaleza, la historia y el patrimonio de los valles más nororientales de Aragón.
 
A través de este vídeo, te invitamos a realizar un recorrido por los espectaculares paisajes de este territorio:
 
VÍDEO "PAISAJES DE MONTANUY"
 
VÍDEO "MONTANUY BONANSA"

Agenda

En estos momentos estamos trabajando para mejorar esta sección.