Se diseña una estrategia para que el Aeropuerto de Zaragoza se convierta en el Aeropuerto de todo el Valle del Ebro.

Se ha presentado la Estrategia Aragonesa de Conectividad Aérea que se impulsa para que Aragón sea nodo de conexión internacional a través del aeropuerto de Zaragoza, convertirse en el espacio aéreo de referencia para el Valle del Ebro y competir como alternativa, en tráfico de pasajeros, con Madrid y Barcelona.
 
Se ha constituido la Mesa para la Conectividad Aérea compuesta por el Gobierno de Aragón junto a representantes del sector empresarial como CEOE Aragón, CEPYME, Cámara de Comercio y sector turístico. Además, también estarán presentes representantes del sector público: administraciones como el Ayuntamiento de Zaragoza, la Universidad de Zaragoza y AENA-Aeropuerto de Zaragoza. El objetivo es aunar esfuerzos y estudios para potenciar los vuelos en Aragón con el objetivo de alcanzar cifras de viajeros entre 800.000 y 1.000.000. Las cifras actuales de viajeros se sitúan en torno a los 450.000 pasajeros y pasajeras.
 
El objetivo fundamental de esta estrategia es que Aragón se convierta en nodo de conexión internacional. Se busca conectar Aragón con el mundo incrementando las frecuencias aéreas, consolidando y mejorando las rutas existentes y potenciando las operatorias con nuevas rutas. 
La Estrategia Aragonesa se sustenta en tres pilares. Por un lado, adecuar la oferta de rutas a la demanda, de modo que se sea capaz de determinar las rutas a operar desde Zaragoza según necesidades reales de los diferentes sectores.
 
En segundo lugar, potenciar la demanda real y potencial de esas rutas, tanto a nivel de destino como en origen, considerando en este último sentido que el aeropuerto de Zaragoza es el referente en el Valle del Ebro, todo lo cual exigirá desarrollar acciones de promoción. En tercer lugar, implicar a todos los actores clave.
 
La demanda potencial del aeropuerto es de 2.800.000 personas. Se cuenta con potencial demográfico y económico, logístico, turístico suficiente para replantear el modelo de gestión de las conexiones aéreas.