PROPUESTAS PARA ACERCARTE A LOS ANIMALES EN ARAGÓN

En Piedrafita de Jaca (Huesca), a 1.380 metros de altitud y en un entorno natural privilegiado, puedes visitar Lacuniacha, el Parque Faunístico de los Pirineos.

Son muchos los lugares de Aragón donde puedes acercarte a ellos y aprender más sobre su modo de vida.
En Piedrafita de Jaca (Huesca), a 1.380 metros de altitud y en un entorno natural privilegiado, puedes visitar Lacuniacha, el Parque Faunístico de los Pirineos. Se trata de un magnífico bosque de 30 hectáreas en pleno valle de Tena donde, en un paseo de 2 ó 3 horas, observarás muy de cerca multitud de animales salvajes en su hábitat natural: renos, corzos, linces boreales, bisontes, lobos, osos y zorros son algunas de las especies que allí habitan. Si sois una familia aventurera, no os perdáis los packs familiares que Lacuniacha ha preparado para vosotros.
En el Acuario de Zaragoza podrás hacer un recorrido por los cinco grandes ríos del mundo. Un cocodrilo del Nilo de más de tres metros de longitud, simpáticas nutrias o traviesos monos tití son algunos ejemplos de las más de 250 especies que contemplarás a lo largo de tu visita al acuario de agua dulce más grande de Europa.
Si eres aficionado a la ornitología, Aragón te ofrece multitud de posibilidades en este campo gracias a sus casi cincuenta espacios naturales declarados Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA). Diferentes organismos y empresas especializadas organizan durante todo el año visitas guiadas encaminadas a divulgar el conocimiento de las aves.
De cara a la primavera, te proponemos varias alternativas interesantes: si lo que te apetece es la observación de buitres, podrás disfrutar de una experiencia única en la Masía rural de Mas de Bunyol, en el hermoso entorno natural del Matarraña (Teruel). Se trata de una antigua casa rústica situada dentro de una reserva de buitres salvajes que te permitirá conocer muy de cerca la vida de estas aves tan características de la península ibérica. Tampoco puedes perderte el espectáculo que se contempla desde el observatorio del Centro de Interpretación ARCAZ de Riglos o las visitas al muladar que organizan desde la Casa de los Buitres de Santa Cilia de Panzano, ambas en la provincia de Huesca. En Zaragoza, es la mejor época del año para acercarse a la Reserva Natural del Galachos de La Alfranca (Pastriz) o al Centro de Visitantes del Galacho de Juslibol.
Otra opción divertida y muy educativa para toda la familia es la visita a una granja, donde los más pequeños podrán vivir de cerca el día a día de animales como burros, gallinas, cerdos, conejos… o incluso avestruces, antes tan próximos a la vida doméstica y ahora casi desconocidos para los niños de las grandes ciudades. En Aragón existen varias explotaciones agroganaderas tradicionales preparadas para que centros educativos y familias pasen unas horas o incluso unos días conociendo sus instalaciones y aprendiendo a realizar las tareas propias de la granja.
Te proponemos aquí algunas posibilidades en las tres provincias aragonesas. En Huesca, Granja Riorcal (Santa Cruz de la Serós), el parque de ocio Granja Aventura (Barbastro), Los Mundos de Panta (Huesca) o el alojamiento rural Borda de Pastores de Ayés (Sabiñánigo). En Teruel, la Casa Rural Masía Pelarda, en Puebla de Valverde, entre las sierras de Gúdar y Javalambre. Y por último, en Zaragoza, el Albergue rural “El tío Carrascón” (Daroca), la Granja Escuela de Tobed y la Granja Escuela “La Torre” (Miralbueno).
Son muchas las opciones que te damos… ¡seguro que hay alguna que se adapta a ti!
Foto: Masía rural de Mas de Bunyol (Valderrobres, Teruel)