La trufa negra

El diamante negro.

¿Sabías que Aragón es la primera productora mundial de trufa negra?

Aquí la tuber melanosporum abunda en cantidad y calidad, sobre todo en las zonas del Prepirineo oriental de Huesca, donde Graus goza de una supremacia absoluta. Esta localidad celebra su Mercado de la Trufa en Fresco con una cita semanal entre los meses de diciembre y marzo.

En Teruel, las serranías del Maestrazgo, Gúdar y Javalambre, y las zonas montañosas del Bajo Aragón y del Matarraña son las más reconocidas.

No obstante, es la localidad de Sarrión, junto a Teruel, la que está considerada capital española de la trufa negra, celebrándose allí cada año la Feria Internacional de la Trufa, Fitruf, a primeros de diciembre.

Considerada actualmente el diamante negro de la cocina, posee un sabor agradable, característico, algo amargo y especiado, que convierte en excelentes los platos más sencillos.